Blog

5 mayo, 2019

Haciendo pocilga @elmundoes

 

 

Las distinciones, ya sean premios, encomiendas, medallas, cruces o grandes cruces, no tienen más valor que el que viene dado por las personas que las lucen. Un galardón que de veras se precie no busca barnizar de nada a quien lo recibe, sino más bien impregnarse del aroma valioso que puedan proporcionarle aquellas personas excelentes que consientan en recogerlo.

Quien olvida esta regla de oro contribuye a que el supuesto tinte de gloria que dispensa se convierta en molestia o incluso en ignominia, cuando a la nómina de los agraciados se añaden nombres sin valor ni merecimiento o que, peor aún, acarrean consigo el peso de mezquindades, desatinos y vilezas. Quien se empeña en realzar estos nombres, cuando sus carencias han quedado expuestas y se le requiere para que lo reconsidere, se revela como pésimo administrador de ese capital simbólico, si es que no se erige, dolosamente, en su eficaz sepulturero.

Considérese el logro o la aportación que supone, en el seno de una comunidad, señalar a aquellos de sus integrantes con cuyas ideas no se comulga como cerdos no sólo exportables, sino felizmente exportados. Considérese el enriquecimiento que trae a sus conciudadanos quien antes de descender a esa sima ya se ha señalado reiteradamente como azote furibundo de disidentes, o quien no encuentra otra manera de hacerle honor su condición de antigua presidenta de un Parlamento que denigrar una y otra vez a parlamentarios que llegan a la Cámara con el respaldo de un amplio voto popular. Considérese el plus de reputación que trae a un país enaltecer a alguien cuyos despropósitos públicos le hicieron perder la ventajosa canonjía que se le había buscado en una entidad privada, incapaz de soportar el descrédito supino de que se asociara su nombre con el de semejante fichaje.

Seguir leyendo en elmundo.es

Actualidad, elmundo.es, vidas.zip
About Lorenzo Silva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *