24 diciembre, 2019

Itsasoa gara

La imagen procede del trabajo de campo para el libro que ahora tengo entre manos, y que será, espero, la décima novela de Bevilacqua. Es, como el título de esta entrada, una pista de por dónde pasa, y también de lo que cuenta. No diré mucho más. La historia, que como es marca de la casa tiene como punto de partida un crimen, no es sin embargo ahí donde se desencadena, sino en una isla, junto a otro mar muy diferente.

Para llegar a esa isla, Bevilacqua tendrá que hacer una escala. Y como tiene la costumbre de madrugar, y le gusta pasear temprano, pasará por aquí:

Luego le tocará seguir algunos rastros, de los que en estos tiempos en los que vivimos controlados por la tecnología dejamos incluso en los lugares en apariencia más solitarios. Como este:

Tal vez, entre pesquisa y pesquisa, le conceda un capricho. Uno que nunca deja de impresionar a un hombre criado tierra adentro: navegar.

Incluso tendrá un momento para seguir las huellas de un viejo amigo, que pasó unos cuantos meses mirando la bahía que se ve debajo de estas líneas (aunque por aquel entonces no estaban todos los edificios que ocupan la otra orilla, sino un pequeño pueblo de pescadores).

Al final se impondrá no obstante el deber. De esclarecer un crimen. De regresar a lugares que nos invocan desde la memoria. De mirar a los ángulos oscuros de una guerra pasada y perdida por muchos, como todas.

Quien tenga curiosidad por saber algo más acerca del significado de las dos palabras que abren la entrada, y no conozca el idioma en el que están escritas, puede ponerlas en Google. Tendrá rápida respuesta. Con música. Sea este año mi felicitación de Navidad. Y para un 2020 mejor.

Actualidad - Bevilacqua y Chamorro
About Lorenzo Silva

3 Comments
  1. Gracias, Lorenzo, por esta saga tan fantástica con la que tanto disfrutamos.

    Soy aficionado lector de novela negra, de autores nacionales y extranjeros, pero Bevilacqua y Chamorro son mi debilidad.

    Un saludo.

  2. Promete, sin duda. A ver si tras el de los escorpiones y el de lejos del corazón hago las paces con el personaje del que tanto he disfrutado y últimamente desilusionado
    Por cierto con Si esto es una mujer inicia con muy buen pie la nueva serie.
    Saludos

    • Así lo espero. Los libros los leemos y nos leen. Los escribimos y nos escriben. No es malo que no siempre gusten, ni los mismos, ni a los mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *