La marca del meridiano

  1. El resumen del editor

    En una sociedad envilecida por el dinero sucio y la explotación de las personas, todavía el amor puede ablandar a las fieras. Un guardia civil retirado aparece colgado de un puente, asesinado de manera humillante. A partir de ese momento, la investigación que ha de llevar a cabo su viejo amigo y discípulo, el brigada Bevilacqua, abrirá la caja de Pandora: corrupción policial, delincuentes sin escrúpulos y un hombre quijotesco que buscará en el deber y el amor imposible la redención de una vida fracturada.

    Ambientada en la Cataluña actual, esta absorbente novela policíaca de Lorenzo Silva, maestro indiscutible del género, se adentra más allá de los hechos y presenta un sólido retrato del ser humano ante la duda moral, el combate interior y las decisiones equivocadas.

  2. Un apunte del autor

    ¿Qué decir aquí? Por una vez, seré sucinto. Después de darme tantas otras alegrías, Bevilacqua y Chamorro, mis leales beneméritos, me procuraron también ésta. Un premio importante, sobre todo, por la posibilidad que les da, y me da, de llegar a mucha más gente. Con ellos me atreví a hacer esta apuesta, no en vano se han acreditado como mi mejor baza de cara a los lectores. Procuré además que la novela, en la que se cala como nunca antes en las honduras de Vila, con una historia de lealtades traicionadas y de gente que falla (y que viene a ser metáfora de un país que también se traicionó y se falló en cierto modo a sí mismo), fuera la mejor de la serie. Pero eso ya no lo juzgo yo.

  3. Comentarios
    2 Comments
    1. MTeresa González C. 25 abril, 2018 at 8:59 pm Responder

      Desde las primeras obras publicadas soy seguidora de los casos de Chamorro y Bevilacqua, pues no asistimos únicamente a interesantes investigaciones policiales, sino además al reflejo de un entorno cotidiano, así como a la evolución de la personalidad de los protagonistas, que es fascinante.
      De todas las obras de la pareja, “La marca del meridiano” me ha resultado superior a las demás y muy especial por el profundo tratamiento de la realidad catalana, en un deseo de concordia nacional.
      Como me suele ocurrir con los títulos de esta serie, solo al final de la obra pude comprender el título, que hasta entonces era un enigma.
      Gracias, Sr. Silva, por el tiempo de disfrute y de reflexión que nos proporciona con su lectura.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *