Música para feos

  1. El resumen del editor

    “No pasaba por mi mejor momento, en ningún sentido: ni en lo laboral, ni en lo personal, ni en la correspondencia de mi mente y mi cuerpo con lo que prefería que una y otro fueran. Es curioso lo poco que gobernamos nuestra existencia. Porque esa noche, en vez de estrellarme, encontré lo único hermoso y limpio que de veras he tenido.”

    Se conocen por azar, en un local nocturno en el que ninguno de los dos pinta gran cosa, no han tenido mucha suerte en la vida, ni les quedan demasiadas esperanzas de tenerla alguna vez. Ella es una periodista al borde de los treinta que subsiste con un subempleo que detesta. Él, mediados los cuarenta, se obstina en ser un misterio y no desvelar a qué se dedica.

    Podrían no haberse vuelto a ver nunca, al fin y al cabo, la imaginación y la gente acaban casi siempre por mentir. Pero una semana después se reencuentran y como en la canción, en una habitación de hotel, saben que la música está de su parte.

    Esta es una historia de amor.

  2. Un apunte del autor

    Esta vez creo que debo remitirme a la última frase de los editores: una historia de amor, de eso se trata, ante todo. Puedo añadir que esa historia tiene un trasfondo complejo, que atañe al personaje masculino, y también a ciertos acontecimientos que vienen condicionando, a escala planetaria, lo que ocurre en lo que llevamos de siglo. No voy a dar aquí más datos por si hay lectores que quieren leer la novela participando de la curiosidad de la protagonista, Mónica, por ese misterio que envuelve la vida y el oficio del hombre del que se enamora, Ramón. Sólo diré que invertí unos cuantos años y recorrí unos pocos kilómetros, algo así como 15.000, para obtener la información que me permitiera conocer y contar adecuadamente ese trasfondo. Diré, también, que en este libro es esencial la voz de la mujer, que es quien narra la historia, y que en cierto modo, la dedicatoria lo hace expreso, es un homenaje a las mujeres de mi familia, de quienes tanto aprendí.

  3. Comentarios
    2 Comments
    1. Hacía tiempo que no leía una historia tan tan bonita. A pesar de ser una historia de amor.

      No puedo explicar cómo me siento, sólo puedo darte las gracias por escribir.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *