Blog

5 mayo, 2018

Un carnicero jubilado (@elespanolcom)

 

 

Si este hombre hubiera nacido en los Estados Unidos de América, antigua democracia que sirve de referente para otras muchas, llevaría décadas con un mono naranja en un penal de máxima seguridad, sin más perspectiva de vida que continuar ahí hasta su muerte, recibiendo cartas de chaladas (nunca falta alguna) que le declararían su amor ferviente y alucinado. Como ha nacido en España, una democracia reciente, pero que es mucho más compasiva y benigna con los comportamientos inciviles, es él quien nos escribe a todos, en libertad, su carta de chalado, en la que pretende, en nombre de la partida de tarados sin alma a la que un día perteneció, impartirnos algunas lecciones históricas y morales y poco menos que perdonarnos la vida.

Reconozco que me resulta irritante concederle a este hecho marginal y estrafalario la trascendencia que presupone dedicarle unos minutos de mi vida a escribir estas líneas. Lo hago forzado por la relevancia que todos los medios nacionales e internacionales le están otorgando a la pantomima de disolución formal de una banda terrorista reducida a fosfatina por el Estado de derecho español; una maquinaria nada desdeñable (pese a la última tendencia a denigrarlo), porque tiene a su servicio jueces y policías y guardias civiles que demostraron, como había que hacerlo, que el grupo de dementes crueles en que militó el carnicero no tenía la más mínima oportunidad de seguir adelante.

Seguir leyendo en elespanol.com

Actualidad, Artículos de opinión, El Español
About Lorenzo Silva

3 Comments
  1. Soberbio artículo.

  2. Estimado Lorenzo, sólo quería preguntarte si has pensado en participar en política o prefieres seguir siendo honesto? Contaras con mi cofianza si lo haces, y si no también.
    Tu paisano y fiel admirador.
    Manuel

    PD. Gracias

    • Mi reino no es de ese mundo, y no vislumbro ningún motivo por el que, hoy por hoy, deba llegar a serlo. Gracias por la confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *