Blog

24 julio, 2018

Crucificándonos @DiarioSur

 

 

Dos mil quinientas cruces amarillas. Quien esto escribe no las ha contado, e ignora si alguien lo ha hecho, pero ese es el número que dan los medios sobre la plantación de crucifijos reivindicativos que el independentismo dio en instalar el pasado domingo en la plaza mayor de Vic. Como es bien sabido a estas alturas, poco después de que quedara desplegada la instalación un coche irrumpió en la plaza -peatonal-, arrolló las cruces que pudo y por muy poco no se llevó por delante a alguno de los varios partidarios de la independencia que se acercaron al vehículo en marcha para cubrir de insultos al conductor.

Cualquier día, por este camino, va a acabar pasando algo. Se trata del último episodio, por ahora, de la era de crispación y enfrentamiento civil que decidió inaugurar el secesionismo con los vergonzantes plenos del Parlament de septiembre de 2017, tendentes a abolir el Estado de derecho que venía sosteniendo la convivencia democrática en Cataluña. Crispación y enfrentamiento recrudecidos tras los sucesos de finales de ese mismo mes y los del 1 de octubre -más la fallida declaración de independencia posterior y la suspensión temporal de la autonomía- y que a estas alturas resulta notorio que forman parte esencial de la agenda fijada por el separatismo para consumar la quiebra del Estado en Cataluña y la instauración de su república.

Seguir leyendo en diariosur.es

Actualidad, Artículos de opinión, diariosur.es
About Lorenzo Silva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *