Blog

7 abril, 2018

Fracaso sobre fracaso (artículo en @elespanolcom 7-4-18)

Cuenta Michel de Montaigne en sus Ensayos que el célebre jurisconsulto medieval Bártolo de Sassoferrato, acaso el jurista más influyente de la Historia, siempre que se encontraba con una cuestión jurídica especialmente abstrusa, y por tanto difícil de decidir en un sentido o en otro, anotaba al margen: cuestión para el amigo. Quería con ello decir que, allí donde era posible argumentar jurídicamente una postura y la contraria, lo que procedía era resolver la controversia a favor de quien resultara más afín o simpático al juzgador, esto es, que era la oportunidad para pronunciarse en beneficio de la propia inclinación.

No cabe duda de que la cuestión jurídica que la euroorden cursada por el juez Llarena planteaba a la justicia alemana, o para ser más exactos a la justicia del Land de Schleswig-Holstein (algún alma caritativa debería decirles a nuestros tertulianos que Länder, pronúnciese lender, es la forma plural), es una de esas cuestiones abstrusas. A fin de cuentas, implica el ejercicio de subsumir un ordenamiento penal en otro distinto, y por añadidura se ven afectados derechos fundamentales que es misión de los jueces de cualquier estado de Derecho garantizar.

Seguirleyendo en elespanol.com

Actualidad, El Español
About Lorenzo Silva

One Comment
  1. Como escribías el pasado sábado, ayer » multitudes en apariencia acéfalas » manifestaban un entusiasmo comparable a que les hubiera tocado la lotería con la decisión del tribunal alemán. Al final parece eso, la decisión que tomen cada uno de los tribunales del lugar donde se encuentran los fugados, una lotería.. Si fuera el juez Llanera recurría ante los tribunales europeo ya que sin duda él está totalmente convencido de los delitos que imputa..
    Tener que leer, ya que me niego a escuchar, las tonterías del Sr Puigdemont me indigna, pero no me queda otra, lo que si hago es no comprar café Marcilla ni entrar en ninguno de los establecimientos donde esté el insufrible lazo.
    Ignoraba la existencia de Bártolo de Sassoferrato, no hay nada como leer para aprender.

    Una abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *