Blog

16 marzo, 2019

Pues adiós @elespanolcom

 

 

El jueves 14 el tuitero Puigdemont registró en su perfil una actividad inusualmente baja. Tan sólo, además de algún retuit, un tuit de circunstancias celebrando la incorporación de Ferran Mascarell a la lista del preso Joaquim Forn para la alcaldía de Barcelona. Ni una sola palabra sobre la bomba de racimo que ese mismo día arrojó en el Tribunal Supremo el antiguo major de los Mossos d’Esquadra, citado como testigo en la causa que se sigue contra los líderes del procés, y cuyo damnificado principal fue justamente Forn —no había más que ver su cara, y la de su competente abogado—, pero que alcanzó de lleno a la reputación y las pretensiones de inocencia del prófugo de Waterloo.

Un par de días antes, Puigdemont había retuiteado un tuit de un perfil independentista, @Judicifarsa1. En él, se quejaba su administrador de la reiteración con que a lo largo del juicio se tilda de ilegal el referéndum, cuando aquel 1-O no estaba aún anulado, sino sólo suspendido por el TC. Una sutileza jurídica que pesó poco, o nada, en el ánimo de Trapero al dar cuenta a la sala de sus actuaciones. En cierto momento de su demoledor testimonio, y tras dejar claro que él y los suyos habían advertido con carácter general al president, el vicepresident y el conseller Forn del riesgo de una escalada de violencia el 1-O, precisó: «Además de esa exposición general, había algunos colegios que creo que [el comisario de Información Castellví] cifraba en unos cuarenta, que podía haber personas o grupos que tuviesen una actitud diferente de lo que se esperaba en general en la mayor parte de esos colegios donde se celebraba el referéndum ilegal». Referéndum ilegal. Con todas las letras, y sin pestañear.

Seguir leyendo en elespanol.com

Actualidad, Artículos de opinión, El Español
About Lorenzo Silva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *