Blog

15 diciembre, 2018

Svetlana @elespanolcom

Hace poco supimos, gracias a una entrevista concedida al diario El Mundo, que la Premio Nobel Svetlana Alexiévich se ha trasladado a vivir temporalmente a Berlín para someterse a un tratamiento médico, mientras sigue trabajando en los que dice que serán sus dos últimos libros, uno sobre el amor y otro sobre la muerte. Con ellos cerrará una bibliografía de siete títulos, cada uno de ellos ejemplar y extraordinario, logro al alcance de muy pocos escritores. Al leer semejante noticia, sus lectores no podemos sino confiar en el buen hacer de los médicos alemanes, no sólo para que preserven la salud de una mujer excepcional, sino también para ayudarla a mantener las fuerzas y el empuje que necesita para llevar a buen término esos dos proyectos.

Svetlana Alexiévich, posiblemente la más grande escritora viva, y uno de los más rotundos aciertos de ese Premio Nobel que este año no puede darse debido a la brusca implosión de la Academia Sueca, despliega en la entrevista, como en cualquiera de sus intervenciones públicas —damos fe los afortunados que la escuchamos en Madrid, cuando pasó por aquí en mayo de 2016— o en cada una de las páginas que ha dado a la imprenta, una inteligencia y una lucidez apabullantes. Tanto más, cuanto no hace el menor esfuerzo por impresionar a nadie y carece por completo de la tara más común de los creadores, un ego al que andar buscándole siempre una ocasión para el lucimiento.

Seguir leyendo en el espanol.com

Actualidad, Artículos de opinión, El Español
About Lorenzo Silva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *